NOTICIAS | PRESS

Conoce las noticias recientes de Antonio Argüelles y su trayectoria a través de notas periodístcas, reportajes, magazine y otras publicaciones  

El Imparcial, 15 de agosto 2017

Aunque su intención era subir la cima del Monte Everest, debido a una lesión no pudo intentarlo: Hoy es el primer mexicano y la séptima persona en el mundo en completar el reto de los Siete Mares.


Antonio Argüelles practica la natación desde los tres años, pero fue en los Juegos Olímpicos de 1968, celebrados en México, cuando vio a Felipe Muñoz, que se dio cuenta de que quería dedicarse a esta disciplina.

Originario de la Ciudad de México, a los ocho años nadaba en la alberca de la casa de su abuelo en Cuernavaca; su fisonomía siempre corpulenta le dio la oportunidad de practicar natación y correr maratones.

TRIUNFOS 

En 1999 obtuvo la Triple Corona al completar nadando en aguas abiertas el Canal de la Mancha, rodear la isla de Manhattan y la Isla Catalina, aunque uno de sus objetivos era subir el Everest.

"Me puse a entrenar para el Everest, pero me rompí la pierna y con eso me di cuenta que ya no iba a poder subir; pero un día alguien me dijo que había surgido el reto de los Siete Mares y que iba a ser el primer mexicano en lograrlo", platicó.

El pasado 3 de agosto, a sus 58 años, se convirtió en la séptima persona en el mundo en completar esta hazaña, el primer mexicano y la persona en lograrlo con mayor edad.

ENTRENAMIENTO MENTAL

Aunque su vida siempre estuvo rodeada de actividad física, es el entrenamiento mental el más importante, asegura. 

Para su preparación física, Antonio nada cerca de 48 kilómetros a la semana, dos veces a la semana realiza pesas y vigas, pero cinco días por semana realiza un entrenamiento mental.

Dentro de su preparación está el visualizar una perla en su abdomen, que cambiará de color según la necesidad que tenga en una competencia: Si necesita que sus hombros estén bien, la perla es de color azul.

"Tengo una visualización que es una perla que está en mi abdomen y según el tipo de problemas al que me enfrente es el color de la perla. Para este nado, yo necesitaba calor y la perla se volvía roja", dijo.

LO MÁS DIFÍCIL

Su último nado fue cruzar el Canal del Norte donde se enfrentó a aguas frías cercanas a los 13.7°C y con un tiempo de trece horas con 32 minutos y 32 segundos, sin parar.

Una de sus pruebas más duras fue en el 2008, cuando cruzaba el Canal de Catalina y además de tener una temperatura de 15.5°C, había olas de 3.5 metros de altura.

Pero la prueba más difícil fue la primera vez que cruzó el Canal de la Mancha, en 1999, pues una semana antes de su travesía, una amiga de él había muerto mientras intentaba cruzar este canal.
 
Fuente: http://www.elimparcial.com/EdicionEnlinea/Notas/Noticias/14082017/1245824-Desafia-Antonio-Arguelles-a-su-propio-cuerpo.html

Archives

SPONSORS