BLOG

Historias, Vivencias y Pensamientos por Antonio Argüelles

Skolnick On Swimming At The Olympic Club

Courtesy of WOWSAHuntington Beach, California

Adam Skolnick is an award-winning journalist who has written about travel, culture, human rights, sports, and the environment for The New York Times, Playboy, Outside, BBC.com, ESPN.com, Men's Health, Wired, and Longreads, among others. 

But it is his expressive and illuminating descriptions of the open water world that have always caught our attention.

Skolnick is the author of ONE BREATH: Freediving, Death and the Quest to Shatter Human Limits and he has covered open water swimming several times for the New York Times. 

His features include Antonio Argüelles' journey to become the seventh person to complete the Oceans Seven, Kimberley Chambers' attempt to swim the length of the Sacramento River, and a profile of Jim McConica and The Deep Enders' channel swimming relay.

For more information on his books, visit ONE BREATH and INDOLIRIUM.

Skolnick will moderate a panel discussion among the Oceans Seven swimmers at the 2018 WOWSA Talks & WOWSA Awards on November 9th - 10th at The Olympic Club in San Francisco, California. "There is no one better to interview these luminaries in the sport," says Steven Munatones. "These swimmers are articulate, engaging and entertaining as they explain their motivations to swim and their challenges along the way. What these swimmers face in their preparations and how they eventually succeed in their swims are applicable to normal and unexpected challenges faced by many people on dryland. 

And Adam is the best at identifying and drawing out the motivations and stories behind their achievements and obstacles whether it is psychological, physiological, logistical or emotional
." 

The speakers include:

Lewis Pugh - UK
Swimming for Change
Lewis is a former maritime lawyer from the UK, one of the world’s leading ocean advocates from his home base in Cape Town, and an open water swimmer with a long list of unprecedented pioneering swims around the world. He delivers his message of ocean conservation to influential heads of states, top government officials, and millions of citizens around the world. In some cases, his pioneering swims have ultimately led to the creation of marine sanctuaries and Marine Protected Areas and justified his designation as the United Nations Patron of the Oceans. He received the Presidential Award from the International Swimming Hall of Fame and is an Honor Swimmer in the International Marathon Swimming Hall of Fame. He is an unparalleled environmental campaigner via Speedo Diplomacy with a list of swims accomplished in the North Pole, Mount Everest, Antarctica, Maldives, and Scandinavia. He has been named a Young Global Leader, Fellow of the Royal Geographical Society, Fellow of The Explorers Club, and Adventurer of the Year, and received the Order of Ikhamanga (Gold Class) in South Africa. He is a wildly popular speaker and author of Achieving the Impossible and 21 Yaks and a Speedo.

Shelley Taylor-Smith - Australia
Shattering the Gender Pay Gap In Open Water Swimming
Shelley is a professional marathon swimmer, coach, author, administrator, Olympic referee and motivational speaker based in Western Australia. She was the dominant marathon swimmer in the 1980’s and 1990’s when she was crowned the World Professional Marathon Swimming Federation champion seven times and won the Manhattan Island Marathon Swim five times. She served for over 20 years on various FINA committees and helped administer the Olympic 10K Marathon Swim at the 2008 Beijing Olympics and 2012 London Olympics. She is one of the few dual inductees as she was selected as an Honor Swimmers in both the International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 1989) and International Swimming Hall of Fame (Class of 2008). She has been honored multiple times in Australia as the Australian Female Athlete of the Year, Australian Sports Medal recipient, two-time Australian of the Year finalist, and received the Irving Davids - Captain Roger Wheeler Memorial Award from the International Swimming Hall of Fame.

Aaron Peirsol - USA
Getting Wet
Aaron is a former competitive swimmer and current world record holder in the 200m backstroke. He is a 3-time Olympian and 7-time Olympic medalist (five gold medals + two silver medals). He has won 36 medals in major international competitions: 29 golds + 6 silvers + 1 bronze) spanning the Olympics and the World, Pan American and Pan Pacific Championships. Growing up a Junior Guard in Newport Beach, in his retirement, Aaron has revisited his love for the ocean, becoming an ambassador for marine conservation non-profit Oceana and competing in ocean swims from Newport Beach to Rio de Janeiro. Aaron is also an avid body surfer and paddler, and is currently developing a beach safety program in Costa Rica. 

Kimberley Chambers - New Zealand
Making A Comeback, Step By Step
Kimberley from New Zealand has fought back from near-death experiences to become one of the world’s most accomplished marathon swimmers. The former ballerina now living in San Francisco shifted to swimming after rehabilitating from nearly having her leg amputated. She went on to achieve the Oceans Seven and was the first woman to complete a crossing to the Farallones Island in the world’s most densely populated area with Great White Sharks. She serves as a motivational speaker with popular stints at TED Conferences and at the United Nations. In addition to her corporate work at Adobe in Silicon Valley, she has focused the energy at raising millions of dollars for charitable causes together with the Night Train Swimmers. She has completed unprecedented relay, tandem crossings, and cross-border swims from Mexico to Israel, in lakes and down the California coast, and was selected as one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Women. A film on her life and comeback, KIM SWIMS, has been extremely well-received in dozens of film festivals across the United States.

Antonio Argüelles - Mexico
Why Swimming is My Rock
Antonio, the 2015 and 2017 World Open Water Swimming Man of the Year, is one of the leading channel and marathon swimmers in the world from his home base of Mexico City. In addition to completing a number of triathlons and marathon runs, he has completed the Oceans Seven at the age of 58 - the oldest to do so - and has twice achieved the Triple Crown of Open Water Swimming. He is an author, aquapreneur, and was named one of the Greatest Watermen in Open Water Swimming History and one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Men. His prolific career has led him to be voted as the 2015 and 2017 World Open Water Swimming Man of the Year and inducted as an Honor Swimmer in the International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 2014). He is an inspiring figure in his native Mexico where he has frequently appeared on television and in numerous publications.

Ben Lecomte - France
Transoceanic Swimming - From Tokyo to San Francisco [via video from Pacific Ocean]
Ben lives a life marrying adventure and risk with his love of swimming and focusing on a message of protecting the world’s oceans. The Frenchman is a transoceanic stage swimmer who completed a 5,980 km swim across the Atlantic Ocean in 73 days in 1998. Twenty years later, he is attempting a similar 8,721 km stage swim across the Pacific Ocean between Japan and California. Currently en route somewhere far from both the Japanese and American shores, he is conducting myriad scientific and research projects from his escort boat with a dedicated crew of researchers. They collect human physiological data as well as measure and observe waste plastic in the oceans far from shore. 

Angel More - USA
Inspiring The Next Generation
Angel is a young, emerging endurance athlete from San Francisco. She is a marathon swimmer, triathlete, extreme athlete and Century cyclist who has raised $40,000 to date for the charitable organization Children International. She has completed a total of 51 Alcatraz Island crossings and participated in open water swims from South Africa to Sweden and England. She is the youngest person to complete the 10 km Bridge to Bridge Swim, 20 km Capitola Santa Cruz Pier-to-Pier Swim, 19.6 km Santa Barbara Channel, 34.2 km Lake Tahoe crossing, and the 12-mile Wharf to Wharf to Wharf Swim throughout her native California. 

Ger Kennedy - Ireland
Flight Or Fight In The Ice
Ger is an extreme athlete, renowned ice swimmer, race director, coach and mentor from Ireland. In addition to organizing triathlon events and open water swimming races and expeditions from Dublin to Siberia to Antarctica, he came up with the concept of Ice Sevens and has compete in the International Ice Swimming Championships and International Winter Swimming Championships and World Cups in various countries. In addition to coaching and mentoring ice swimmers at all speeds, experiences and walks of life, he has completed 10 official Ice Miles, 3 unofficial Ice Miles, a 2 km Extreme Ice Mile in 0.5°C water, a Polar Ice Mile, two Ice Zero Miles, and swum 52 meters under the ice in -1ºC (30.2ºF) in northern Russia and is organizing the Antarctica 2020 International Swim. He is one of the few humans defined as an Ice Ironman, an individual who has completed a full Ironman triathlon and an Ice Mile. 

Jaimie Monahan - USA
2016 and 2017 World Open Water Swimming Woman of the Year
Jaimie is as versatile as an open water swimmer came be. Based in New York, there is no one who flies more often or further than Jaimie to do channel swims, marathon swims, lake swims, night swims, ice swims, and compete in the International Ice Swimming Championships, International Winter Swimming Championships and World Cup circuit. She was inducted as an Honor Swimmer in the International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 2018) and was voted as the 2016 and 2017 World Open Water Swimming Woman of the Year, and received the Barra Award for Best Overall Year and the Yudovin Award for Most Adventurous Swim by the Marathon Swimmers Federation. She is one of the few Ice Ironwomen who have completed both a full Ironman triathlon and Ice Mile. She was the first human in history to complete the Ice Sevens, is an Ice Zero Swimmer, has completed the Triple Crown of Open Water Swimming, is a 3-time member of the 24-Hour Club, serves as President of the Lake Geneva Swim Association, and won the inaugural 40 Bridges Double Manhattan Island Swim.

Margarita Llorens Bagur - Spain
2017 World Open Water Swimming Performance of the Year
Margarita never quits trying or helping others achieved their own goals. She serves as president of the Menorca Channel Swimming Association and is a member of the 24-Hour Club. Her 37-hour 73 km channel swim attempt, albeit unsuccessful, was so remarkable and inspiring that it was voted as the 2017 World Open Water Swimming Performance of the Year. In addition to her record-setting swims in the Menorca Channel environs, she has completed a number of marathon swims throughout Europe, from Spain to Greece.

Adrian Sarchet - Guernsey
Sea Donkeys - 2017 World Open Water Swimming Offering of the Year
Adrian is an advocate from Guernsey who has completed 1 km winter swims and 6 of 7 channels in the Oceans Seven in order to raise money for cancer research. He has completed crossings of the English Channel, Catalina Channel, Strait of Gibraltar, North Channel, Molokai Channel, and Tsugaru Channel in addition to Round Jersey and Round Guernsey solo circumnavigation swims. His North Channel training and success was the subject of the 90-minute documentary film Sea Donkey, the 2017 World Open Water Swimming Offering of the Year, produced James Harrison.

Marcia Benjamin - USA
Training A Marathon Swimmer In Your Masters Swimming Program
Marcia is a renowned coach and mentor of swimmers and triathletes at every level and age based in Oakland, California. She has received numerous awards (2013 Kerry O’Brien Coaches Award, 2006 Dorothy Donnelly Service Award, and 2000 and 2017 Peggy Lucchesi Awards) and represented Team USA at the 2013 Maccabiah Games. An accomplished masters swimmer in her own right, she runs what is deservedly described the most diverse group of swimmers on the planet at Oakland’s MEMO (Marcia's Enthusiastic Masters of Oakland).

Megan Melgaard - USA 
Swimming For Good, Swim Across America
Megan is considered to have one of the smoothest and efficient freestylers on the planet. She is an accomplished pool and open water swimmer, administrator, race director and aquapreneur based in Santa Monica, California. She has appeared in Hollywood movies both behind and in front of the camera, led water safety programs for Delta Airlines flight attendants, raced as a professional Ironman triathlete, cycled across America, and was a member of the USA Swimming national team, been a masters swimming world champion, is an Honorary Coast Guard Rescue Swimmer, and has coached swimmers and non-swimmers of all ages and abilities. She currently serves as the Director of Events and Safety for Swim Across America, the world’s most successful swimming charity organization.

Ross Edgley - UK
The Great British Swim 
Ross is the British creator of Strongman Swimming who is a thoroughly educational and entertaining personality on social media and writings in GQ Magazine, Men’s Health, Telegraph, Askmen.com and Men’s Fitness. The former water polo player, he is considered one of the leading British fitness industry experts and co-founder of The Protein Works. He is currently engaging people from all walks of life through The Great British Swim, a 3,218 stage swim around the entirety of Great Britain. 

Sally Minty-Gravett - Jersey
Rising To The Occasion
Sally Minty-Gravett, MBE from Jersey has earned a unique legacy for having completed an English Channel crossing once every decade for the past five consecutive decades (at 18 years in 1975, 28 years in 1985, 35 years in 1992, 48 years in 2005, and 56 years in 2013. She culminated her English Channel career with an epic 36 hour 26 minute 67.6 km two-way crossing between England and France at the age of 59 in 2016 for which she received the Churchill Award for Courage and was appointed as a Member of the British Empire. She coached swimmers of all ages and abilities for four decades and served as president of the Jersey Long Distance Swimming Club for 27 years. She was selected as one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Women and is an Honor Swimmer in the International Marathon Swimming Hall of Fame, Class of 2005.

Pat Gallant-Charette - USA
Never Too Old
Pat is an unlikely accomplished marathon swimmer. After decades of working as a full-time nurse in her native state of Maine, she started to turn to channel swimming and has rewritten the record books in the Tsugaru Channel, North Channel, Molokai Channel, Lake Ontario, Lake Tahoe, Loch Ness, Catalina Channel and Windermere as the oldest female to cross these iconic bodies of water. Her successes do not come easy as her first attempts at these marathon swims are not always successful. Her DNF’s and successes in the English Channel have led to being awarded with the Rosemary George Award for the Most Meritorious Swim of the Year, the O’Clee Jubilee Award, and the Mercedes Gleitze Trophy by the Channel Swimming Association. To date, the 67-year-old has completed 6 of 7 channels in the Oceans Seven and 4 of 8 lakes in the Still Water Eight. She was named one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Women and one of 101 Movers and Shakers in the Open Water World as well as founded the Valentine’s Day Swim for your Heart charity event.

Evan Morrison - USA
LongSwims Database Insights and Data Analyses
Evan is a marathon swimmer, administrator, and technology developer based in San Francisco. As co-founder of the Marathon Swimmers Federation, he has created innovations such as the LongSwimsDB historical results databased, the TRACK.RS live GPS tracking system, the MSF Rules of Marathon Swimming, the Marathon Swimmers Forum, and the MSF Documented Swims platform for authenticating independent marathon swims. Evan also serves as president of the Santa Barbara Channel Swimming Association, and as a selector for the International Marathon Swimming Hall of Fame. His record-setting swim across the Santa Barbara Channel from Santa Cruz Island was featured in the documentary film DRIVEN.

Nejib Belhedi - Tunisia
76 Hours of Solo Swimming
Nejib is an open water swimming icon in his native Tunisia where he completed a 120 km non-stop 76 hour 30 minutes swim from the Southern Salin Basin in Thyna-Sfax across the Gulf of Gabes and Boughrara Lake to Jlij Island just near Scorpion Tower, crossed the English Channel, completed a 1400 km stage swim along the entire coast of Tunisia, completed ice swims in 1°C water in Barbara Lake and 2°5C water in Oued Mallegue Lake, and completed a series of unprecedented boat-pulls up to a 1014 ton boat. His accomplishments have been voted as the 2011 World Open Water Swimming Performance of the Year and as the 2016 World Open Water Swimming Man of the Year.

Ned Denison - USA
Chairman, International Marathon Swimming Hall of Fame [via Skype]
Ned is a marathon swimmer, channel swimmer, ice swimmer, administrator, and open water swimming clinician and mentor based in Cork, Ireland. In addition to founding and managing the Cork Distance Week that draws swimmers from around the world, he came up with such innovations as the Triple Crown of Prison Island Swims and the Torture Swim (which really implemented the concept of the Total Body Brain Confusion Swim). He serves as the Chairman of the International Marathon Swimming Hall of Fame and host of the annual induction and award ceremonies. He was named one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Men and was inducted as an Honor Contributor in the International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 2012), the Vermont Open Water Swimming Hall of Fame (Class of 2017), and the Ireland Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 2018) with 47 marathon swims completed. He received the Irving Davids-Captain Roger Wheeler Memorial Award and was part of a committee which received the Poseidon Award from the International Swimming Hall of Fame.

Dan Simonelli - USA
Planning and Logistics of a Channel Swim 
Dan from San Diego, California is arguably the most active marathon swimming crew member and escort kayaker with nearly 150 channel crossings in the last two years. He founded the Open Water Swim Academy and serves as race directors to coastal and channel swims. In addition to serving as an open water swimming coach, he is a selector for the International Marathon Swimming Hall of Fame and received the Streeter Award for Service to Marathon Swimming and the Barra Award for the Best Overall Year from the Marathon Swimmers Federation. He has completed two Oceans Seven channels, including a Catalina Channel crossing in January, and is a member of the La Jolla Cove Swim Club where he mentors many young and older channel swimmers.

Annette Kellerman - Australia
International Swimming Hall of Fame Exhibition
Annette began her aquatic career in Australia as a world record holder in the mile, but she left her influential footprint across Europe, the Americas and Oceania and South Africa. She attempted three crossings of the English Channel and then because a successful entrepreneur and a popular Hollywood silent film actress. She did numerous open water expeditions and unprecedented swims around the world, created her own swimsuit line, and pushed for swimming lessons for women and girls. Her remarkable life was depicted in the Hollywood movie, Million Dollar Mermaid, starring Esther Williams. She is an Honor Swimmer in the International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 1965) and in the International Swimming Hall of Fame (Class of 1974). She was called the Perfect Woman because of the similarity of her physical attributes to Venus de Milo.

Bryce Elser - USA
Athlete Progression to Podium Success
Bryce from Colorado Springs has led the USA national open water swim team to become the best national team on the planet with several world champions and an Olympic silver medalist. The former captain of the USC swim team, a perennial powerhouse in collegiate swimming, he is also an ocean lifeguard and received the Glen S. Hummer Award from USA Swimming for managing the 2015 FINA World Championship team.

Ram Barkai - South Africa
The Future of Ice Swimming [via video]
Ram is a visionary and administrator from Cape Town. His greatest legacy include founding and managing the International Ice Swimming Association, establishing the standards, rules and ratification system for Ice Miles and Ice Kilometers, organizing the International Ice Swimming World Championships. He has completed marathon swims and ice swims from South Africa and the Sea of Galilee to Alaska and Alcatraz. He has completed 11 Ice Miles, set a Guinness World Record ice swim in Antarctica, organized and completed the Patagonia Extreme Cold Water Challenge, appeared in the Superhuman Showdown TV series, and served as a race director for a popular ocean series in South Africa. He was selected as one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Men and is lobbying for the inclusion of the Ice Kilometer into the Winter Olympic Games.

Cameron Bellamy - South Africa
Achieving The Oceans Seven [via video from Barbados]
Cameron is a South African adventurer and entrepreneur currently living in San Francisco. He has created Ubunye Challenge, a successful charitable organization, and became the first African Oceans Seven swimmer at the age of 36. In addition to his channel swims, he has rowed across the Indian Ocean, cycled across China and India and Colombia, cycled across the UK from its southernmost tip to its northernmost tip, and attempted a 96 km circumnavigation swim around Barbados in which he swam for over 27 hours and 66 kilometers.

Brent Rutemiller - USA
Special Exhibit on Annette Kellerman 
Brent started a career as a successful swim coach and has branched out to become one of the most influential power brokers in the aquatics community. After leading Sports Publications Inc. that publishes Swimming World Magazine for 33 years, he acquired the International Swimming Hall of Fame in 2017. While serving as the dual CEO of the International Swimming Hall of Fame and Swimming World Magazine, he is in a unique position to tie the past with contemporary times and swimming’s future. In addition to publishing SWIM Magazine, Swimming Technique, Water Polo Scoreboard, and The AquaZoids, and producing The Morning Show, he is also author of Below the Surface, a look at the administrative side of competitive swimming.

Jessi Harewicz - Canada
Circumnavigation Swims
Jessi is an emerging marathon and channel swimmer from western Canada who has completed cold-water circumnavigation marathon swims around Mercer Island in the state of Washington and Bowen Island in British Columbia, including a 33 km circumnavigation in 21 hours in 12°C water. She has also completed swims across the English Channel and Catalina Channel in California and the Georgia Strait in British Columbia and was selected as one of the World’s 50 Most Adventurous Open Water Woman.

David Holscher - USA
Night Train Swimmers
David is one of the first members of Night Train Swimmers who crossed the English Channel and participated in a Farallon Islands relay. He has done short (1.6 km RCP Tiburon Mile), medium (15 km Strait of Bonifacio), long (32.3 km Catalina Channel) and longer (San Francisco to Santa Barbara Relay and 367 km California Coastal Relay) swims.

Jamie Patrick - USA
2011 World Open Water Swimming Man of the Year
Jamie swims, escorts, crews, and organizes. He completed a 31-hour Swimming California charity swim down the Sacramento River, created the Adventure Swim Contest, crossed the Strait of Gibraltar, hosted Jamie's Swim Camp, Jamie’s Swim Camp III, The Lake Tahoe Edition and Swim Camp Catalina. He founded the Lake Tahoe Swimming Society, appeared on a Universal/NBC television special, and crewed for Sarah Thomas' 168.3 km 67 hour 16 minute Century Swim in Lake Champlain. 

Poliana Okimoto - Brazil
2010 World Open Water Swimming Woman of the Year
Poliana was the Athlete of the Year in Brazil (Premio Brasil Olimpico), the FINA Open Water Swimming Female Athlete of the Year, Swimming World Magazine's Female Open Water Swimmer of the Year, Olympic 10 km marathon swim bronze medalist, International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 2018), 6-time FINA World Swimming Championship medalist, 2-time Pan American Games gold medalist, 3-time Olympian, and the FINA 10K Marathon Swimming World Cup champion.

Adam Skolnick - USA
Award-winning Journalist for The New York Times
Adam has written about travel, culture, human rights, sports, and the environment for The New York Times, Playboy, Outside, BBC.com, ESPN.com, Men's Health, Wired, and Longreads, among others. He's the author of the critically-acclaimed book, ONE BREATH: Freediving, Death and the Quest to Shatter Human Limits, and he's covered open water swimming several times for the New York Times, writing features on Antonio Argüelles as he became the seventh ever to complete the Oceans Seven, Kimberley Chambers and her attempt to swim the length of the Sacramento River, and a profile of Jim McConica and the Deep Enders, and their triumphant relay of an iconic channel swim in Southern California.

Steven Munatones - USA
Tactics and Strategies Used at the Olympic 10K Marathon Swim
Steven was a competitive swimmer and water polo player who won the World Long Distance Swimming Championship and pioneered 5 swims in Japan. He served as a 9-time USA Swimming national team coach and created brands and terms in the open water swimming world from Oceans Seven to the Daily News of Open Water Swimming. He is an Honor Swimmer in the International Marathon Swimming Hall of Fame (Class of 2002) and received the Poseidon Award and the Irving Davids-Captain Roger Wheeler Memorial Award from the International Swimming Hall of Fame. He helped establish open water swimming for intellectually disabled swimmer and was the Technical Delegate at the Special Olympic World Summer Games. He is an author, national championship race director and FINA Technical Open Water Swimming Committee member and continues to give speeches on the sport.

To meet and listen to the following speakers, presenters and honorees at The Olympic Club, register here.

Adrian Peterson no fue invitado a un campamento de entrenamiento de la NFL, así que creó el suyo

Por Les Carpenter

13 de septiembre

(Traducción de Franco Bavoni)

Eran finales de julio, mucho tiempo antes de las 166 yardas en Arizona, la zambullida en la zona de anotación y el balón del juego en sus manos después de la victoria de los Redskins. Adrian Peterson estaba sentado dentro de su mega gimnasio en expansión en Houston, preguntándose si su carrera de futbol americano había terminado.

Era un agente libre y, a pesar de ser el doceavo mejor corredor de la historia de la NFL, con siete Pro Bowls y un MVP de la liga, los equipos no lo llamaban. A los 33 años de edad —considerado un anciano para ser un corredor— y siete meses después de una temporada que había terminado temprano por una lesión, Peterson parecía traer pegada una etiqueta de "dañado". Cada día, un jugador más de los que habían trabajado con él en el receso de temporada se despedía y se dirigía a su campamento de entrenamiento, hasta que quedó solo.

La gente empezó a preguntar diferentes versiones de la misma pregunta: ¿Qué harás ahora?

Al principio decía: "Tengo algunos equipos; llegaré a algún campamento". Pero a medida que el verano avanzaba y el teléfono permanecía en silencio, empezó a dudar: "Ya veremos".

"Fue entonces cuando la cosa se puso seria", dice el buen amigo y entrenador de toda la vida de Peterson, James Cooper. Había llegado el momento, pensaba Cooper, de lo que él llamó "empezar a hacer cuentas".

"No creo que te vayan a llamar antes del campamento de entrenamiento", le dijo a Peterson. "Esperemos hasta la tercera semana de la temporada. Después [si ningún equipo ha llamado] podemos recurrir al plan B".

Durante casi una década habían trabajado juntos el corredor superestrella y el entrenador que pasaba meses en cada receso de temporada moldeando el cuerpo de Peterson para convertirlo en uno de los más admirados de la NFL: 1.88 m con 100 kg de músculo. Juntos habían construido este gimnasio, O Athletik, invirtiendo su dinero para erigir una fortaleza de entrenamiento.

Pero Cooper nunca antes había estado en esta posición con Peterson. Anteriormente, siempre habían trabajado con miras al comienzo de una temporada. Incluso en 2014, cuando la liga suspendió a Peterson después de una denuncia de abuso infantil por golpear a su hijo de 4 años con una vara de madera para disciplinarlo, todavía tenía un equipo en los Vikings.

Esta vez no había equipo ni temporada para la cual pudieran prepararse, por lo que Cooper dijo que reproducirían el campamento de entrenamiento dentro de su gimnasio. De esa forma, si llegaba la llamada telefónica, Peterson sería capaz de incorporarse al campamento de ese equipo como si hubiera estado allí todo el tiempo.

"Estaba listo para mi oportunidad", dijo Peterson después de la victoria de Washington por 24-6 sobre los Cardinals, incluso si en aquel gimnasio de Houston no estaba claro dónde o cuándo llegaría esa oportunidad.

Los dos hombres se reunían todas las mañanas a las 8. Comenzaban con un calentamiento, luego corrían y después pasaban a los ejercicios de futbol, el levantamiento de pesas, el trabajo corporal y, eventualmente, a un enfriamiento. Los entrenamientos duraban hasta bien entrada la tarde, pero todos los equipos tenían prácticas dos veces al día, con sus jugadores sudando bajo el sol de verano. Si ese teléfono sonaba, Peterson tenía que sentir como si hubiera estado al lado de ellos, gruñendo al sofocarse de calor.

Durante las sesiones de correr, Cooper le pidió a Peterson que usara máscaras que limitaran su respiración, como si el entrenamiento fuera en el pico de una montaña distante por el aire con menos oxígeno. Las máscaras tenían diales. Mientras más alto giraba el dial, más difícil era respirar. Peterson siguió moviendo su dial hacia arriba y, aunque Cooper le advirtió que no se esforzara demasiado, habían trabajado juntos suficiente tiempo como para que éste supiera que su petición era inútil. A Peterson le gustaba sufrir; usando el dolor como un barómetro para su cuerpo, había descubierto un método para entender qué tan rápido se podía recuperar cuando llegaban los golpes y empezaban los moretones.

"Tienes que darte cuenta de lo que le queda en el tanque", dice Cooper. "Es mejor a los 33 años que 75 por ciento de [los jugadores] en la NFL".

El campamento con dos entrenamientos al día se convirtió en el equivalente a los juegos de pretemporada. Los corredores de la liga comenzaron a caer; sus lesiones se anunciaron por televisión. Se necesitaban reemplazos. Cuando la lista de jugadores disponibles aparecía en la pantalla, Peterson casi siempre era el primero. Aún así, el teléfono se mantuvo en silencio.

Del exterior llegaban palabras como "deslavado" y "terminado". Su nombre estaba ligado a su edad, ese 33 parpadeando como una sirena en todas direcciones. Dentro del gimnasio, agarró el dial de esas máscaras y subió todavía más su nivel.

"No me definirá un número", le decía a Cooper. "No me pongas en una caja".

Cooper agregó yoga a los entrenamientos, tanto en estudios calientes como en la arena. Dijo que lo hacía para aumentar la flexibilidad de Peterson, pero había otro motivo. Quería calmar la mente de Peterson, aplacar un poco el fuego de su actitud desafiante antes de que ardiera demasiado.

Imaginaron cómo serían las visitas a los equipos si llegase a sonar el teléfono.

"No sólo entres y firmes un papel si te ofrecen un trabajo", Cooper afirmstrales﷽﷽﷽“ estoó que le dijo a Peterson. "Asegúrate de hacer un entrenamiento para ellos, incluso si no te lo piden. Muéstrales lo que puedes hacer".

Luego, el 20 de agosto, llegaron las 8 de la mañana y Peterson no se presentó en O Athletik. El teléfono de Cooper sonó. Los Washington Redskins habían llamado, le dijo Peterson en un mensaje de texto. Era posible que necesitaran un corredor. Se estaba subiendo a un avión.

"Estás bien, estás listo", respondió Cooper. "Hacemos lo que hacemos".

Más tarde ese día, el entrenador de corredores de los Redskins, Randy Jordan, quedó atónito cuando Peterson entró a la burbuja de entrenamiento en las instalaciones del equipo y dijo: "Quiero entrenar".

¿Entrenar?

"¿A.P. quiere entrenar?" Jordan recordó haber pensado recientemente, sentado en un sofá afuera de la sala de pesas del equipo. "A.P., sólo lo firmas, como crédito instantáneo".

Los Redskins habían traído a varios corredores, hombres más jóvenes que Peterson, pero, al igual que él, desesperados por una última oportunidad. Los oficiales del equipo seguían diciendo que no estaban seguros de querer contratar a alguien. Su supuesto titular, el novato Derrius Guice, se había roto el ligamento cruzado anterior en el primer juego de la pretemporada, y otros dos jugadores estaban recuperándose de sus lesiones. El día anterior, el entrenador Jay Gruden había dicho que la organización quería hacer exámenes físicos a algunos de los corredores disponibles por si necesitaban contratar alguno en caso de emergencia.

Pero Peterson no había pasado las últimas cinco semanas replicando el campamento de entrenamiento sólo para volar a Washington y hacer un examen físico. Dentro de la burbuja, Jordan sintió un desafío. "Quería ver si estaba en forma", dice riendo.

Jordan juntó a los backs y comenzó con algunos ejercicios ligeros, subiendo rápidamente el ritmo. Les hizo golpear bolsas, correr y cambiar de dirección, practicar el bloqueo y saltar conos.

Los jugadores más jóvenes pidieron agua. Jordan preguntó si Peterson también necesitaba algo. "¿Quieres un chorro?", gritó el entrenador.

"No, estoy bien, entrenador", respondió Peterson, según Jordan. "¿Cuál es el próximo ejercicio?"

Una hora más tarde, el teléfono de Cooper sonó.

"Arrasé", le dijo en un mensaje de texto.

Sentado en un sofá afuera del vestuario de los Redskins esta semana, Gruden negó con la cabeza.

"Si no hubiera entrenado [ese día], no estaría aquí, para ser honesto contigo", dijo Gruden.

El equipo no planeaba contratar a un corredor esa tarde. La esperanza era que las lesiones de los otros backs no los mantuvieran fuera por mucho tiempo. "Pero después de ese entrenamiento fue una obviedad", dijo Gruden. "La forma física en que estaba, el poder, la explosión que aún tenía. '¿En qué diablos estamos pensando? Tomemos a este tipo'".

Peterson llamaría esos días a solas con Cooper como un proceso de "molido". "Sacas lo que pones… Darrell Green corrió un 4.4 a los 50 años de edad. Ya sabes, ese tipo de cosas te motivan y te dicen: "Oye, todo es posible". Así es como he visto cualquier situación en la que he estado, y así es como veo a los escépticos también. 'Bueno, está bien, da igual. Es lo que es.'"

De vuelta en Houston, el gimnasio O Athletik está más tranquilo estos días. Las máscaras respiratorias permanecen inmóviles, sus diales han regresado a la más baja resistencia. Agosto ahora es septiembre. Los campamentos de entrenamiento terminaron hace tiempo, empezó la temporada de futbol y, finalmente, todos los jugadores de futbol americano de James Cooper se han ido a sus equipos.

 

Cómo Europa aprendió a nadar

Por 1,500 años, Europa occidental “olvidó” cómo nadar, retirándose de las aguas con terror. El regreso a la natación es un triunfo no tan conocido de la Ilustración.

 

Los seres humanos aprendieron a nadar en la prehistoria, aunque la fecha exacta aún es tema de debate. En el periodo histórico, los mitos de las antiguas civilizaciones del Mediterráneo oriental dan cuenta de una relación positiva con el agua y la natación, mediada hasta la Antigüedad tardía por un panteón de dioses acuáticos, ninfas y tritones.

Para la época medieval, la mayoría de los europeos occidentales había olvidado cómo nadar. Los cuerpos de agua se convirtieron en siniestros “mundos místicos” poblados por sirenas y monstruos marinos. ¿Cómo se puede explicar la pérdida de una habilidad tan importante? Si los humanos nunca han dejado de correr, saltar o escalar, ¿por qué tantos abandonaron una actividad útil para obtener alimentos y recursos naturales, vital para no ahogarse y agradable para refrescarse en un caluroso día de verano?

La retirada de la natación comenzó durante la Antigüedad tardía, como lo demuestran los escritos de Vegetius, escritor militar romano del siglo v, quien se lamentaba de que los reclutas de su época se hubieran acostumbrado a los lujos de los baños romanos. Éstos tenían piscinas grandes y poco profundas (piscinae) diseñadas para remojarse y sentarse, pero no para nadar. Los baños proliferaron en los centros urbanos, en donde se concentró la mayoría de la población: en 33 a.C., Roma tenía 170 baños; a fines del siglo IV, ese número había crecido a 856. Aunado a esto, las mejoras en la infraestructura y los cambios en la agricultura redujeron la dependencia de los recursos acuáticos e hicieron que cada vez menos gente tuviera que saber nadar.

Si el crecimiento de la cultura del baño proporciona la explicación práctica para el retiro de la natación, la religión explica la transformación de las actitudes hacia ella. Después de la abolición de los cultos paganos en el siglo IV, los panteones de deidades acuáticas primero se demonizaron y luego se olvidaron rápidamente, rompiendo el vínculo positivo con el agua y la natación.

La única sobreviviente de esta transformación religiosa fue la sirena. Durante la Edad Media, la sirena simbolizaba una relación ambigua con el agua, especialmente entre los marineros y los pescadores de las comunidades costeras, para quienes las sirenas representaban tanto el atractivo del mar como sus peligros mortales.

El historiador francés Jules Michelet describió la Edad Media como un periodo de "mil años sin darse un baño". Podríamos cambiar esa afirmación a "mil quinientos años sin nadar". La ausencia una cultura de baño y natación en Europa occidental es anterior e incluso varios siglos posterior a la Edad Media. Hasta los elegantes cortesanos del Versalles del siglo XVII apestaban por la falta de hábitos de higiene, simplemente porque los opulentos salones y apartamentos del palacio del Rey Sol no habían sido equipados con baños.

El regreso a la natación en Europa occidental fue un proceso tremendamente lento que comenzó en el siglo XVI. En la década de 1530, las escuelas y universidades alemanas decidieron que el mejor remedio para la gran cantidad de ahogamientos no era enseñar a la gente cómo nadar, sino prohibir la natación totalmente. Una prohibición similar entró en vigor en Cambridge en 1571, con severos castigos por infracciones, incluidos dos azotes públicos, una multa y hasta la expulsión.

A pesar de este entorno hostil, varios estudiosos destacados en la Inglaterra de los Tudor recomendaron la natación como forma de ejercicio y medio para salvar vidas. El más influyente fue Everard Digby (c. 1550-1605), miembro de St. John's College, Cambridge, quien publicó De arte natandi (El arte de nadar) en 1587. Las ediciones actualizadas y traducidas de su libro fueron el texto de referencia acerca de la natación en Europa occidental hasta el siglo XIX.

El avance de la natación se produjo en Inglaterra, en la ciudad costera de North Yorkshire, en Scarborough, en 1667, cuando el Dr. Robert Wittie recomendó bañarse en agua de mar para curar una amplia gama de dolencias. El advenimiento de la natación médica coincidió con la implementación de las reformas educativas que propusieron pensadores de la Ilustración como John Locke (1632-1702) y Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) para incluir el juego y el ejercicio físico en un currículo más sano y equilibrado.

Pronto, las escuelas públicas inglesas de Eton y Harrow empezaron a alentar a sus estudiantes a aprender a nadar para evitar incidentes de ahogamiento. Para 1727, Eton ya había designado varios lugares de natación, pero no todos los estudiantes aprendieron a nadar. No fue sino hasta 1836 que se llevó a cabo la primera prueba de natación en la escuela en respuesta a varios ahogamientos de estudiantes.

En Alemania, Johann Guts Muths (1759-1839) escribió Gimnasia para la juventud en 1793, con un capítulo sobre la natación y el baño. Cinco años después, publicó un libro especializado en natación, Pequeño libro de enseñanza del arte de la natación para el autoestudio. Guts Muths asoció el baño con la natación, por lo que consideró que los beneficios de su práctica eran, en primer lugar, la higiene; en segundo lugar, la preservación de vidas humanas; y, en tercer lugar, el ejercicio.

Guts Muths basó sus métodos de enseñanza en los que promovió el polímata, estadista, diplomático y consumado nadador estadounidense Benjamin Franklin (1706-90). Según su autobiografía, Franklin aprendió a nadar cuando era niño y luego mejoró su técnica estudiando una traducción al francés de De arte natandi de Digby. En 1724, Franklin, de 18 años, se mudó a Londres, donde pensó en establecer una escuela de natación. Franklin finalmente regresó a Filadelfia, pero en 1726, antes de abandonar Londres, dio una última demostración de sus habilidades para nadar. Franklin, cuentan, "se desnudó y saltó al río; nadó desde cerca de Chelsea hasta Blackfryar y realizó numerosas hazañas, tanto en la superficie como debajo del agua".

Los maestros y doctores de la Ilustración pueden haber liderado el resurgimiento de la natación, pero fueron los militares quienes iniciaron un programa sistemático de educación en natación. En el Antiguo Régimen en Francia, después de que un desastre naval quitó la vida a muchos cadetes navales y marinos que no sabían nadar, se abrió la primera École de Natation (Escuela de Natación). Sin embargo, fueron las campañas europeas de Napoleón I (1769-1821) las que realmente impulsaron el desarrollo de la natación. En respuesta a las repetidas derrotas, se abrieron piscinas militares para entrenar a hombres y caballos en la batalla acuática.

Después de que los humanos volvieron a aprender a nadar durante la Ilustración en escuelas, balnearios y cuarteles, la natación en masa finalmente despegó en el siglo XIX, cuando el desarrollo de los ferrocarriles permitió a millones de habitantes acceder a centros turísticos costeros. En Inglaterra, la promulgación de dos leyes en 1846 y 1878 también permitió a los municipios construir piscinas subterráneas y climatizadas en áreas urbanas desfavorecidas.

Hoy en día, miles de millones de personas nadan para mantenerse en forma o por diversión en piscinas públicas y privadas. Para el creciente número de nadadores “salvajes”, cualquier cuerpo de agua es una oportunidad para nadar. Además del ocio, la competencia y la salud, los seres humanos nadan con fines científicos, de minería o ingeniería. Nuestra dependencia de la natación sólo aumentará conforme nos expandamos más en el 71 % de la superficie de la Tierra cubierta por agua.


Eric Chaline
es el autor de Strokes of Genius: A History of Swimming (Reaktion, 2017).

Rutina de Chi Kung

Una pregunta que me hacen frecuentemente en mis pláticas es la relacionada con mi entrenamiento mental. Además de los ejercicios de respiración y visualización, menciono la importancia de la rutina de Chi Kung que realizo con Jaime Delgado, mi entrenador mental. Generosamente, Jaime me ha permitido compartirla con todos mis seguidores.

¡Disfrútenla!

https://www.youtube.com/watch?v=o0nn0d8KhQo

 

Regulación Fisiológica del Rendimiento en el Maratón

Escrito por Edward F Coyle

University of Texas at Austin. Austin, Texas, Estados Unidos. 

Artículo publicado en el journal PubliCE, Volumen 0undefined del año .

Resumen

El hecho de poder correr una maratón a la velocidad más rápida posible estaría regulado por la tasa de metabolismo aeróbico (i.e., el consumo de oxígeno de la maratón) de una cantidad limitada de energía de carbohidratos (i.e. glucógeno muscular y glucosa sanguínea) y por la velocidad que puede ser mantenida sin desarrollar hipertermia. Según el modelo propuesto por Joyner en 1991, las personas poseen la capacidad fisiológica de correr una maratón en aproximadamente 1:58:00. Esto podría lograrse si el record mundial de ritmo de “media-maratón” actual se mantuviera durante toda la maratón. El límite final del rendimiento de maratón podría establecerse por los límites de la economía de la carrera y por el reclutamiento de la musculatura de carrera siguiendo un patrón que minimice la fatiga, posiblemente distribuyendo el trabajo en numerosas neuronas motoras. 

Keywords: Resistencia, Termorregulación, Reclutamiento, Economía, Carrera a Pie

INTRODUCCION

La velocidad de carrera de un maratón está regulada por el metabolismo aeróbico en las fibras musculares reclutadas y por la conversión económica de esta energía en velocidad. Los aspectos de este concepto han sido reconocidos durante mucho tiempo. Hace aproximadamente 38 años Costill [1] escribió una monografía titulada "Lo que las investigaciones dicen a los entrenadores sobre las carreras de fondo" en la cual, el autor resume la literatura fisiológica en un paradigma intuitivo centrado en el máximo consumo de oxígeno y su utilización fraccionaria así como también en la economía de la carrera. La validez de estos conceptos para predecir el rendimiento de la maratón fue validada por Farrell et al. [2] en 1979 y la utilidad de la medición del lactato sanguíneo para identificar el ritmo de carrera en una maratón competitiva se fue consolidando posteriormente. El fenómeno de “golpear el muro” que se observa en una maratón debido a la oxidación inadecuada de carbohidratos fue ampliamente vinculado con el agotamiento del glucógeno muscular y la hipoglucemia. [3,4] Por consiguiente, en la actualidad el contexto dentro del cual se encuadran los reguladores fisiológicos de rendimiento de la maratón, es generalmente similar al que se discutió hace 30 años durante la reunión patrocinada por la Academia de Ciencias de Nueva York [5]. 

Los conceptos claves de esta regeneración oxidativa de trifosfato de adenosina (ATP) se presentan en la Figura 1. Los corredores de maratón corren a velocidad y tasa de consumo de oxígeno (es decir VO2 de maratón) superiores a las que pueden tolerar sus músculos en ejercicio sin experimentar fatiga, la cual progresa y los hace volverse más lentos durante los primeros 20 km. El VO2 en una maratón competitiva con ritmo adecuado es la tasa en estado estable más alta posible de regeneración oxidativa de ATP de todo el cuerpo que generalmente puede ser mantenida durante 42 km. Este VO2 de maratón es una función de, no sólo maximizar la tasa de producción de ATP en estado estable dentro de una fibra muscular dada, si no que también es una función de reclutar el mayor número de fibras musculares que puedan participar en la producción económica de velocidad. La tasa de producción de energía también variará con las condiciones medioambientales.

Una causa de fatiga muscular podría ser la acidosis progresiva y la alteración iónica. La velocidad de la maratón se aproxima a la intensidad en la cual, el lactato comienza a acumularse en la sangre (es decir el umbral del lactato sanguíneo) y en las fibras musculares. [1, 2] La medición del umbral del lactato sanguíneo para estimar el ritmo de una maratón competitiva se popularizó porque es práctica y teóricamente válida. El concepto no es que la molécula de lactato por si misma provoca fatiga, si no que su acumulación en la sangre refleja una alteración en la homeostasis de la célula muscular.

Las maratones se corren a intensidades bastante por debajo del consumo de oxígeno máximo (por ejemplo 65-85% VO2max), y dado que la fatiga se asocia con una glucógenolisis acelerada y no con eventos anaeróbicos en el músculo, podríamos plantear la hipótesis que el aumento en la entrega de oxígeno a los músculos que realizan ejercicio (por ejemplo flujo de sangre y contenido de oxígeno en la sangre) aumentaría menos la velocidad de la maratón, en comparación con lo que ocurre en las carreras realizadas a velocidades que producen el consumo de oxígeno máximo (por ejemplo 1500-5000m). Sin embargo, es posible que un aumento en la entrega de oxígeno que incremente la presión de oxígeno muscular pueda producir un mejor estado redox (por ejemplo relación difosfato de adenosina /ATP) que haga mas lenta la glucógenolisis para una cierta  velocidad de regeneración oxidativo de ATP o una velocidad de carrera dada. 

Los corredores de maratón de primer nivel llegan a la final en aprox.2:30:00 o más rápidamente, mientras que la mayoría de los finalistas de maratón son más lentos y los corredores de carreras de caridad son considerablemente más lentos. Debido a la relación inversa entre duración del ejercicio e intensidad, junto con el hecho que los mejores atletas de resistencia pueden realizar ejercicio en VO2 más altos de manera sostenida antes de experimentar fatiga, existe una amplio intervalo de valores de porcentaje de VO2max durante la competencia de maratón entre los diferentes individuos. En un extremo, un corredor lento puede promediar 50-60% de su VO2max mientras que un corredor de máximo nivel puede alcanzar un promedio >80% VO2max. Si la economía de carrera no es diferente al comparar los corredores lentos y los corredores rápidos, por definición, el gasto calórico total debería ser el mismo, aunque la tasa de intercambio respiratorio y cantidad total de carbohidratos oxidados debería ser más alta en los corredores más rápidos. El autor no cuenta con datos que consideren la posibilidad que los corredores de maratón lentos y rápidos presenten diferencias en cuanto al nivel en el cual el agotamiento de los carbohidratos provoca fatiga. 

Los corredores de maratón de máximo nivel obtienen más de dos tercios de su energía de carbohidratos provenientes del glucógeno muscular y en menor grado de la oxidación de glucosa sanguínea [1]. El ejercicio a 70-85% de VO2max no puede ser mantenido sin una oxidación de carbohidratos suficiente y así la severa disminución de glucógeno muscular, a menudo junto con hipoglucemia, provocan la necesidad de reducir la intensidad a aprox. 40-60% VO2max. Este fenómeno ha sido llamado “golpear el muro” y la velocidad subsiguiente sería la que es posible mantener principalmente por la oxidación de grasas, glucosa sanguínea y lactato. El lactato se generaría a partir del glucógeno en las fibras musculares inactivas [6]. 

Loa atletas de resistencia altamente entrenados poseen más mitocondrias musculares y así tienen una mayor capacidad de oxidar tanto glucógeno como triacilglicéridos (es decir triacilglicéridos intramusculares o específicamente triacilglicéridos intramiocelulares [IMTG]). En comparación con los individuos desentrenados, los individuos entrenados típicamente se comparan mientras corren a un cierto VO2 absoluto (mL/kg/min) durante el cual los sujetos entrenados presentan una elevada oxidación de grasas derivada de IMTG. Esto se asocia con, y puede ser una consecuencia de, una disminución en la oxidación de glucógeno muscular [7]. Así, el entrenamiento de resistencia aumenta la capacidad de oxidar grasas, y esto es más evidente en las intensidades inferiores a las de una maratón de competición [7]. El mayor VO2 que los corredores de maratón de máximo nivel pueden mantener durante una carrera se alimenta por una mayor oxidación de glucógeno muscular y en menor grado IMTG, ambos sustratos localizados dentro del músculo. [8] 

Cuando se corren 42,2 km en comparación con 10km, es importante destacar que a pesar de correr más de cuatro veces, la velocidad típica de carrera de la maratón solo se reduce aprox. 10% en comparación con una carrera de 10 km. Dicho de otra manera, si los corredores de maratón fijaran un ritmo ligeramente más rápido (por ejemplo 5-10%) que el ideal (e.g. la velocidad del umbral de lactato está cerca de la ideal) durante una distancia de 42,2km, se fatigarían prematuramente (es decir después de 5-10km), probablemente debido a una glucógenolisis acelerada, tal como se ha observado en ciclistas [9]. Esta fatiga podría manifestarse por acidosis y un agotamiento eventual del glucógeno en las unidades motoras que se reclutan con mayor facilidad en los músculos que participan en la carrera. Incluso cuando el ritmo es ideal y constante durante la maratón, aumenta la sensación de esfuerzo necesaria para el reclutamiento de suficientes unidades motoras, sobre todo después de aprox. 25-35 km de carrera. En ese punto de la carrera, el glucógeno muscular es bajo en muchas fibras musculares, particularmente en las fibras de tipo I de fácil reclutamiento. Si la oxidación, principalmente de carbohidratos, no se mantiene en una tasa lo suficientemente alta en suficientes fibras musculares, es necesario aminorar el paso. La ingesta de carbohidratos durante los ejercicios retrasa el tiempo de fatiga porque la glucosa exógena llega a la sangre y ayuda a mantener la tasa de oxidación de carbohidratos [4,10]. El mantenimiento de la concentración de glucosa sanguínea por la ingesta de carbohidratos y la consiguiente prevención de hipoglucemia, evita la neuroglucopenia (es decir el dañó en la función neuronal por falta de glucosa) y los síntomas del sistema nerviosos central de fatiga que a veces se manifiestan con una gran respuesta de catecolaminas y palidez de piel subsiguiente asociada con irritabilidad, confusión y letargo. 

Las velocidades de carrera más rápidas requieren aumentos en la frecuencia de zancada y en la longitud de la misma y por lo tanto van acompañadas de una activación más frecuente de un número mayor de unidades motoras. Esto implica que cuando se corre en la velocidad de maratón, que por supuesto está muy por debajo de la velocidad de esprint, no se reclutan de manera simultánea todas las unidades motoras. Es difícil obtener la estimación de la cantidad total (por ejemplo kg) de músculo que se recluta al correr así como el ciclo de trabajo de reclutamiento de unidades motoras (por ejemplo cada zancada vesus zancada de por medio versus cada tres zancadas, en promedio). Sin embargo, en los ciclistas de resistencia altamente entrenados, se ha observado que aquéllos que tienen un umbral de lactato sanguíneo más alto pueden mantener una producción de potencia dada por un tiempo dos veces más largo (por ejemplo 30 minutos contra 60 minutos) y que esto sería el resultado de su capacidad para reclutar 22% más de masa muscular para convertir en producción de potencia [9, 10].

El concepto es que la capacidad de reclutar una mayor cantidad de masa muscular para compartir en el trabajo, durante un período de 10 minutos, reduce la tasa de trabajo relativa en las fibras musculares reclutadas durante cada pedaleo porque más fibras intervienen en el trabajo en una cierta pedaleada y así se reduce el ciclo de trabajo promedio de las fibras musculares reclutadas. Como resultado, las fibras individuales experimentan menos fatiga debido a una menor tasa de regeneración oxidativa de ATP dentro de sus mitocondrias. Como resultado, disminuye la perturbación en la homeostasis cuando más masa muscular puede participar en el trabajo. Esto reduce la glucógenolisis muscular tal como se observa en la producción de lactato y le permite al atleta de resistencia realizar ejercicio a una intensidad alta durante períodos de tiempo significativamente mayores. Esencialmente, el concepto es que, con el desarrollo de la capacidad de distribuir el trabajo en una masa muscular mayor, mas mitocondrias pueden compartir el trabajo de metabolismo oxidativo reforzando el número potencial de unidades motoras que podrían reclutarse en un ciclo de trabajo menor cuando se corre a una velocidad dada [9, 11]. De hecho, el reclutamiento de unidades motoras puede regular el estrés mitocondrial. 

La hipertermia puede limitar el rendimiento en maratón porque estresa los sistemas cardiovascular, nervioso central y muscular. [10, 12, 13] El nivel de hipertermia corporal experimentado durante una maratón refleja el equilibrio entre la producción de calor y la dispersión del mismo. El calor se produce por la hidrólisis de ATP y los procesos metabólicos necesarios para la regeneración oxidativa de ATP (Figura 1). Cuándo se corre por un terreno llano, se realiza poco trabajo físico y la gran mayoría de la energía metabólica, calculada mediante calorimetría indirecta (es decir con el VO2 y la tasa de intercambio respiratorio), se transfiere al calor y se libera dentro del cuerpo [14]. La implicancia importante de esto es que los individuos que tienen una economía de carrera superior, o sea un menor VO2 para una determinada velocidad de carrera, también generaran proporcionalmente menos calor. Ésta podría ser una ventaja distinta al competir en ambientes calurosos que limitan la cantidad de dispersión de calor, como ha sido típicamente el caso durante las competencias de maratón olímpicas.

El mecanismo principal para la dispersión de calor durante una maratón, sobre todo en ambientes calurosos, es el enfriamiento a través de la evaporación de sudor [13]. La pérdida de sudor que no se compensa con consumo de fluidos producirá deshidratación. El mayor problema con la deshidratación es que reduce la dispersión de calor debido al menor flujo de sangre superficial y a la disminución en la tasa de sudoración [15]. La cantidad de deshidratación que probablemente puede ser tolerada sin desarrollar una hipertermia perjudicial depende del ambiente y de la tasa de producción de calor del individuo [10, 13]. Cuando el ambiente está frío (por ejemplo 5-10°C) o templado y seco (por ejemplo 21-22°C), se ha planteado la hipótesis que una pérdida de agua de aprox. 2% del peso corporal podría ser tolerada sin riesgo para el bienestar y el rendimiento [10]. Sin embargo, cuando la maratón se corre en un ambiente caluroso y/o húmedo, se supone que la deshidratación de 2% del peso corporal aumenta la probabilidad de afectar el rendimiento y de sufrir hipertermia y golpe de calor. 

Un determinante importante de rendimiento de maratón es la velocidad de carrera que se puede mantener en un cierto VO2 generado (i.e mL/kg/min) [1, 2]. Esta relación se denomina “economía de la carrera”. Una población de corredores presenta un intervalo de 25-30% en la economía de carrera [2]. Por ejemplo, si un corredor con una economía de carrera promedio fuera capaz de mantener un VO2 de 50 mL/kg/min durante la maratón, esta tasa de gasto de energía y velocidad de carrera deberían arrojar un tiempo de maratón de 2:40:00. Sin embargo, se estima que los corredores más económicos finalizarán en un tiempo <2:20:00 y los menos económicos en aprox. 3:00:00. No están claro cuales son los factores que determinan la economía de carrera y hasta que punto la misma puede ser mejorada con el entrenamiento. Notablemente, Jones [16] informó que la economía de carrera mejoraba sustancialmente en corredoras de maratón de elite durante un período de 5 años. Sin embargo, dado que se han realizado pocos estudios a largo plazo, no se sabe si esta mejora es típica o única.

Correr una maratón a la velocidad más rápida posible estaría regulado por la tasa de metabolismo aeróbico (es decir VO2 de la maratón) de una cantidad limitada de energía proveniente de carbohidratos (es decir glucógeno muscular y glucosa sanguínea) y por la velocidad que puede mantenerse sin que se desarrolle hipertermia.

Records Mundiales Actuales

El record mundial actual para varones es 2:04:55, y fue establecido por Paul Tergat en 2003 en Berlín. En las mujeres, Paula Radcliff alcanzó el record impresionante de 2:15:25 en el año 2003 en Londres. Este asciende a tiempos de carrera por kilómetro de 2 minutos 58 segundos para varones y 3 minutos 23 segundos para mujeres. Expresado como tiempo promedio de carrera por milla, esto se traduce a 4 minutos 46 segundos para varones y 5 minutos 9 segundos para mujeres. De hecho, el record mundial de Paula Radcliff es una marca excepcional dado que bajó el record de maratón 3-4 minutos en el transcurso de 1 año. Además, su ritmo de maratón sólo es ligeramente más bajo que el record mundial de ritmo de media maratón que se ubicó en 1:06:44 (Elana Meyer, 1999).  

Afortunadamente, el Dr Andrew Jones ha realizado evaluaciones detalladas y periódicas en el laboratorio a Paula Radcliff desde los 17 años (en 1991) hasta el momento en que estableció el record mundial a los 29 años de edad (en 2003) [17]. Durante el período de 1991-5, se informó que la velocidad de carrera que permitía alcanzar su umbral de lactato aumentó dramáticamente de 6 minutos 25 segundos a 5 minutos 20 segundos por milla [16]. Jones [16] declaró que "Esto representa una mejora en la velocidad de carrera de 20% en el umbral de lactato en 4 años y es indicativo de una capacidad de resistencia mucho mayor”. Notablemente, el VO2max no aumentó durante este período, aunque la intensidad del ejercicio que permitió alcanzar el umbral de lactato sanguíneo aumentó de 80 a 88% VO2max. Más notablemente, la economía de carrera aumentó sustancialmente, tal como lo reflejó una reducción de 53 a 48 mL/kg/min en el costo del oxígeno por correr a 16,0 km/h (o 6 minutos por milla). Esto asciende a una mejora de aprox. 9% en la economía de la carrera durante este período de 4 años. Parece que la mejora continua en la economía de carrera durante el período de 1995-2003 jugó un papel significativo en su desarrollo fisiológico continuo y en el establecimiento del record mundial actual [17]. También se observaron mejoras en la economía de carrera durante un período largo de entrenamiento en un corredor varón, de medio fondo que alcanzó la categoría de élite [18]. Por consiguiente, los datos sobre hasta que punto la economía de la carrera puede mejorar con el entrenamiento continuado se limitan a algunos informes de casos que han efectuado el seguimiento de atletas durante varios años. 

El rendimiento en ciclismo de resistencia también está influenciado por la eficiencia mecánica mientras se pedalea y, tal como ocurre con la economía de la carrera, existe controversia sobre hasta que punto la eficiencia mecánica puede ser mejorada con el entrenamiento. Recientemente se informó en un atleta que se transformó en un ganador múltiple del Tour de Francia, que la eficiencia mecánica durante ciclismo mejoró 8% durante un período de 7 años de entrenamiento [19]. Por consiguiente, parecería que si la economía de carrera o eficiencia de pedaleo efectivamente responden al entrenamiento, tal como se sugiere en estos informes de casos de atletas individuales, las mejoras se producen solamente aprox. 1-2% por año. Aunque este índice de mejora es significativo y se puede medir con confiabilidad anualmente en lo que respecta al rendimiento deportivo en carreras, podría ser demasiado pequeño para ser detectado en evaluaciones en el laboratorio porque se encuentra dentro del intervalo de error de la medición. 

Por consiguiente, parecería que las mediciones de eficiencia o economía deberían ser realizadas durante varios años y estos estudios deberían ser realizados en grupos de atletas para determinar si estos informes de caso pueden ser generalizados a personas con capacidad de entrenar de una manera extremadamente intensa durante años.

 

¿Cuán Rápido Pueden Correr los Maratonistas de Élite? 

Es interesante y revelador especular cuán rápido pueden correr los corredores de maratón de élite. Una metodología utilizada ha sido simplemente graficar los tiempos de records mundiales o velocidad durante los años y estimar matemáticamente la velocidad en la cual ésta relación curvilínea alcanzará una asíntota, supuestamente un reflejo del potencial humano final. Sin embargo, esta metodología se basa solamente en la historia del pasado y por lo tanto está muy influenciada por fenómenos sociológicos que determinaron si los individuos con el mayor potencial biológico innato tuvieron la oportunidad de cultivar su talento para correr maratones. Por lo tanto, este registro histórico representa la progresión de factores sociológicos y factores fisiológicos. Este sería el caso entre las mujeres, dado que los records mundiales mejoraron rápidamente durante el período de 1970-90 a medida que aumentaron las oportunidades de las mujeres para correr. Por consiguiente, en la opinión de este autor sería prematuro, predecir cual podría ser el límite final para el rendimiento en maratón de varones y mujeres utilizando registros históricos porque es solamente durante los últimos 30-50 años que algunos corredores de distancia han contado con el apoyo adecuado y los medios para destinar su energía completamente al entrenamiento para una maratón. Parecería que a medida que mayor cantidad de corredores de medio fondo de élite (por ejemplo 5km y 10km) “se pasan” al maratón, que el conjunto de talento en bruto continuará como mínimo, mejorando y alimentará la progresión de los records mundiales de las próximas décadas.

Otra metodología para estimar los records mundiales futuros y el rendimiento final en maratón es desarrollar un modelo biológico que tome todos los mejores atributos fisiológicos observados en los individuos por separado y los combine, teóricamente, en uno individual. Esta metodología fue adoptada por Joyner [20] quién presentó un modelo para el rendimiento óptimo en maratón basado en las medidas documentadas de VO2max, umbral de lactato y economía de carrera entre los corredores de élite. El tiempo de maratón más rápido en varones estimado por el modelo de Joyner [20] fue 1:57:58. Este modelo es para un varón hipotético con un VO2max de 84 mL/kg/min, un umbral de lactato de 85% de VO2max y con una economía de carrera excepcional. En la opinión del autor, esta estimación es conservadora porque existe un  potencial para tiempos aun más rápidos, especialmente a partir de una economía de carrera mejorada. 

El record mundial masculino actual para media maratón (21,1km) es 58 minutos 55 segundos, obtenido por Haile Gebrselassie en 2006. Los factores exactos que le impiden a un corredor de maratón mantener su mejor ritmo de media maratón, durante una maratón completa, no están completamente claros. Los corredores, por supuesto, deben evitar el agotamiento de carbohidratos o “golpear el muro”. Para ser económica, la carrera a una velocidad de 5 minutos por milla o mayor requiere una forma de carrera precisa y coordinada. Los corredores tienen opciones limitadas para cambiar la longitud de la zancada, frecuencia de la zancada o posición del cuerpo para compensar o atenuar la fatiga muscular local. Es probable que la fatiga muscular local, incluso en una cantidad pequeña de músculo, sea suficiente para alterar la forma de correr y elevar el costo de oxígeno de la carrera y acelerar el agotamiento de glucógeno, precipitando así el fenómeno conocido como “golpear el muro”. 

En la opinión de este autor, la mejor manera de alcanzar mejoras significativas en el record mundial de rendimiento de maratón será mejorando la resistencia a la fatiga dentro de los grupos musculares y en la actividad de las articulaciones que experimentan agotamiento de glucógeno o fatiga neurológica. Esta fatiga podría manifestarse en un determinado individuo por cinemáticas alteradas (i.e alteración de la forma) después de 60-90 minutos de correr al paso de maratón fijado como meta. Podrían obtenerse mejoras a través de entrenamiento centrado muy específicamente en el mantenimiento de una forma de correr económica. Además, el entrenamiento que ponga en juego más unidades motoras de la musculatura que participa en la carrera para compartir el trabajo, tal como discutimos previamente, debería reducir el trabajo por unidad motora y por lo tanto debería reducir la capacidad de fatiga o la necesidad de reducir significativamente el ritmo en la maratón, hasta un valor por debajo del ritmo de media maratón. Obviamente, el CNS y las vías neuronales periféricas aferentes y eferentes son fundamentales para las adaptaciones inducidas por el entrenamiento y finalmente para el rendimiento. 

Por lo tanto, según Joyner, [20] las personas poseen la capacidad fisiológica para correr una maratón en 1:58:00. El autor no se sorprendería si esta predicción se cumple en la próxima década. Esto se logrará si el ritmo del record mundial actual para la media maratón se mantiene en una maratón completa. Paula Radcliff prácticamente lo ha logrado al establecer el record mundial femenino actual. El límite final para el rendimiento de maratón podría ser establecido por los límites de la economía de la carrera y la resistencia a la fatiga del músculo local en individuos que poseen la capacidad de correr 26,2 millas con gastos de energía superiores a 70 mL/kg/min sin sufrir hipertermia debilitante. 

Agradecimientos

Edward F. Coyle es consultor del Gatorade Sport Science Institute e investigador contratado de Quaquer Oats-Gatorade y POMS Wonderful

Dirección de Contacto

Professor Edward F. Coyle, Department of Kinesiology and Health Education, University of Texas at Austin, Bellmont 820, Austin, TX 78712, USA. E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Referencias

1. Costill DL (1968). What research tells the coach about distance running. Washington, DC: American Association for Health, Physical Education and Recreation

2. Farrell PA, Wilmore JH, Coyle EF, et al (1979). Plasma lactate accumulation and distance running performance. Med Sci Sports 11: 338-44

3. Bergstrom J, Hermansen L, Hultman E, et al (1967). Diet, muscle glycogen and physical performance. Acta Physiol Scand; 71: 140-50

4. Levine SA, Gordon B, Derick CL (1924). Some changes in the chemical constituents of the blood following a marathon race. J Am Med Assoc; 82 (22): 1778-9

5. Milvy P (1977). The marathon: physiological, medical, epidemiological, and psychological studies. Ann N Y Acad Sci; 301: 1-1090

6. Ahlborg G, Felig P (1982). Lactate and glucose exchange across the forearm, legs and splanchnic bed during and after prolonged leg exercise. J Clin Invest; 69: 45-54

7. Phillips SM, Green HJ, Tarnopolsky MA, et al (1996). Effects of training duration on substrate turnover and oxidation during exercise. J Appl Physiol; 81 (5): 2182-91

8. Romijn JA, Coyle EF, Sidossis LS, et al (2000). Substrate metabolism during different exercise intensities in endurance-trained women. J Appl Physiol; 88: 1707-14

9. Coyle EF, Coggan AR, Hopper MK, et al (1988). Determinants of endurance in well-trained cyclists. J Appl Physiol; 64: 2622-30

10. Coyle E (2005). Fluid and fuel intake during exercise. J Sport Sci; 22: 39-55

11. Coyle EF (1995). Integration of the physiological factors determining endurance performance ability. Exerc Sport Sci Rev; 23: 25-63

12. Gonzalez-Alonso J, Teller C, Andersen SL, et al (1999). Influence of body temperature on the development of fatigue during prolonged exercise in the heat. J Appl Physiol; 86: 1032-9

13. Sawka MN, Young A (2006). Physiological systems and their responses to conditions of heat and cold. In: Tipton CM, editor. American College of Sports Medicine’s Advanced exercise physiology. Philadelphia (PA): Lippincott Williams and Wil-kins: 535-63

14. Webb P, Annis J, Troutman SJ (1972). Human calorimetry with a water-cooled garment. J Appl Physiol; 32: 412-9

15. Coyle EF, Gonzalez-Alonso J (2001). Cardiovascular drift during prolonged exercise: new perspectives. Exerc Sport Sci Rev; 29: 88-92

16. Jones AM (1998). A five year physiological case study of an Olympic runner. Br J Sports Med; 32: 39-43

17. Jones AM (2006). The physiology of the world record holder for the women’s marathon. Intern J Sports Sci Coaching; 1 (2): 101-16

18. Conley DL, Krahenbuhl GS, Burkett LN, et al (1984). Following Steve Scott: physiological changes accompanying training. Phys Sportsmed; 12: 103-6

19. Coyle EF (2005). Improved muscular efficiency displayed as ‘Tour de France’ champion matures. J Appl Physiol; 98: 2191-6

20. Joyner MJ (1991). Modeling optimal marathon performance on the basis of physiological factors. J Appl Physiol; 71: 683-7

María Quinn

A principios de febrero recibí un correo de Stephen Miller, presidente de la Irish Long Distance Swimming Association, en donde me decía que en el mes de marzo se llevaría a cabo la ceremonia de entrega de certificados y medallas a todos los nadadores que habían completado el cruce del Canal del Norte en la temporada pasada. Cuando le comenté que me sería imposible asistir, me pidió que nombrara a un representante, cosa que, viviendo del otro lado del mundo, era complicada.

Dando vueltas al asunto, me vino a la mente el nombre de María Quinn, a quien conocí por Facebook. Durante toda la temporada de preparación para el nado del Canal del Norte me hizo comentarios positivos y, cada vez que le planteaba una pregunta acerca de las aguas del canal, me contestaba rápido y de forma amable. Nunca se me ocurrió preguntarle su nacionalidad. Asumí que tenía un padre anglo (Quinn) y probablemente una madre iberoamericana (María). 

Al verme en la encrucijada, le escribí para comentarle mi problema y pedir su apoyo. No tenía idea de cuál sería su reacción, pero preguntar no estaba de más. No acababa de transmitir el mensaje cuando ya tenía la respuesta: “Adelante, será un placer”.

Después de que María recogiera mi medalla, descubrí que ella había ganado una de las competencias más importantes y difíciles de ganar en Irlanda, el Liffey. Lo curioso del evento es que, en lugar de que todos los competidores salgan a la vez, se pretende que todos lleguen al mismo tiempo. Por tanto, entre más rápido eres, más tarde inicias la competencia. 

En 2011, a María le dieron un hándicap tan grande que era prácticamente imposible que tuviera éxito, pero aun así ganó. Logró hacerlo porque ese año la distancia fue más larga y los hándicaps buenos se percibieron como malos. Este sistema de desventajas juega también con la cabeza, pues una carrera se puede perder por desmotivación. Sin embargo, aunque María no creía tener opciones, ganó porque lo dio todo para conseguir un premio menor —el de mejor veterana—, el cual es adicional a los trofeos principales, que se otorgan a los diez primeros lugares.

Dado que Irlanda es tierra de hadas y leprechauns, María no descarta que An Liffey, el hada del río Liffey, haya influido en su victoria. Cuenta la leyenda que el hada elige a los ganadores: algunas veces lo hace para retribuirles el esfuerzo y otras simplemente para hacer una travesura a quien ha impuesto el hándicap. Con ayuda del hada o sin ella, no me quedó duda de que María debía ser una nadadora veloz. “¿Desde cuándo nadas?”, pregunté. “Desde que tengo 3 años —respondió—. Rita Pulido me llevaba a la playa”.

Poco a poco descubrí que María Quinn era en verdad María Quintanilla, una ingeniera española de las islas Canarias que reside en Irlanda. Sin embargo, cada vez que preguntaba algo sobre su carrera de nadadora, el nombre de Rita Pulido aparecía nuevamente.

Me llevé una sorpresa al enterarme de que Rita fue un prodigio de la natación española. Compitió en los Juegos Olímpicos de Roma y Tokio en los 100 y 200 metros libres. Su estilo en el agua era impecable y su belleza deslumbrante. Un día, mientras caminaba por la villa olímpica cubierta por una tradicional sombrilla japonesa, le tomaron una foto. Seguramente quedó asombrada al ver su imagen en el periódico de mayor circulación en Japón. Fue tal el revuelo que los medios la llamaron Miss Tokio 1964.

Comparto con todos mi medalla y certificado que acredita que crucé el Canal del Norte en 13 horas y 32 minutos. Además, ahora sabemos que hay una española nadando y ganando eventos en Irlanda y conocimos a una de las leyendas de la natación española.

 

Del último cruce y otras cosas más importantes

Octubre 3, 2017

Hace dos meses logré cruzar el Canal del Norte y, con ello, terminar el reto de los Siete Mares. Así, al igual que seguramente todos nosotros, en el transcurso de las últimas semanas he vivido un cúmulo de emociones, que en mi caso van desde la incredulidad hasta la tristeza.

Sin lugar a dudas, el temblor que azotó a la Ciudad de México nuevamente el 19 de septiembre fue el evento más relevante en semanas recientes y en mucho tiempo. En unos cuantos segundos, a lo largo de la ciudad  —uno de los centros urbanos más importantes del planeta—la fuerza de la naturaleza arrasó con casas, edificios y centros educativos. Miles de personas se quedaron sin vivienda, miles de estudiantes sin un espacio escolar. Faltan semanas, incluso meses, para que niños y jóvenes regresen a la normalidad y cuenten con un espacio para sus estudios. Falta mucho más tiempo aún para que quienes perdieron su vivienda regresen a su vez a su propia normalidad y cuenten con un nuevo hogar.

Es tu decisión

Agosto 7, 2017

La primera vez que me entrevisté con Quinton Nelson, el capitán de mi embarcación, la química fluyó. Convenimos vernos el primer día de la ventana para evaluar nuestras posibilidades. Hombre de pocas palabras, una vez hechas las presentaciones me dijo: “No se ve nada de aquí al martes. Hablamos el lunes en la tarde a las 18 horas y te digo si podremos salir.”

La ofrenda

Agosto 1, 2017

La idea de llevar agua de las orillas del South End Rowing Club de San Francisco y de Las Estacas, en México, surgió de mi convicción de que nunca vences al mar, sino que él te permite hacer los cruces. Consciente de que de todos lo cruces éste iba a ser el más difícil, tomé la decisión de recolectar agua de ambos lugares y traerla a Irlanda.

Galería de Fotos

Archivos Blog

Búsqueda Avanzada

Twitter